Español

¿Cómo seleccionar un switch 100G para la computación de borde?

Updated on ago 17, 2022
99

Portafolio FS 100G

La computación de borde consiste en una topología de computación distribuida donde se procesan los datos en la periferia de la red, lo más cerca de la fuente de datos posible. La palabra «borde» (edge) se refiere al lugar de acceso a la red para dispositivos, como los teléfonos, los robots industriales, los ordenadores portátiles y los sensores. Esta arquitectura de red está ganando popularidad debido a la creciente implantación de dispositivos de Internet de las cosas (IoT, Internet of things) y la rápida adopción de la transformación digital.

La mayoría de los dispositivos IoT, por ejemplo, producen grandes volúmenes de datos que requieren costosas conexiones para los centros de datos y la nube. De hecho algunos datos generados por los sensores IoT son sensibles al tiempo y requieren un cálculo y una respuesta instantáneos, como cuando se controla la presión en los vehículos autónomos o en las refinerías. En estos casos, ubicar la carga de trabajo de computación cuanto más cerca de la fuente de datos posible es una medida económicamente rentable.

A medida que se generalicen las aplicaciones en tiempo real, la computación de borde seguirá creciendo, por lo tanto, es necesario resolver los retos ocasionados por esta topología e introducir componentes más robustos capaces de acomodar el aumento de capacidad y demanda. En este artículo vamos a describir algunos de los retos más destacables de la computación de borde y procederemos a explicar cómo el switch 100GbE adecuado contribuye a resolverlos.

edge computing

 

Retos de la computación de borde y sus soluciones

Escala y rendimiento

Trasladar los datos y las aplicaciones de misión crítica al borde introduce problemas de escala y rendimiento. En el mejor de los casos, todas las ubicaciones remotas de borde requieren una supervisión continua para garantizar el funcionamiento de cada componente informático, incluyendo servidores, fuentes de alimentación, componentes de refrigeración, etc. La tecnología actual es tan avanzada que permite prescindir de intervención humana en estas ubicaciones remotas, por ejemplo, se puede desplegar un software de supervisión inteligente para gestionar todos los componentes de borde críticos.

Control y seguridad

La falta de control físico sobre el equipo de TI de borde completo podría significar la pérdida de la pista del sistema y sus activos, especialmente cuando la red no está disponible o se ve afectada. Otro reto es la seguridad, los dispositivos de borde suponen una amenaza para toda la red, y una forma de mitigar este fenómeno consiste en adoptar un enfoque integral de seguridad para los datos y la red.

Gestión y visibilidad de la red

La creciente agregación de ubicaciones de borde personalizadas diversifica la infraestructura y aumenta la complejidad de la red, puesto que fragmenta la visualización y crea silos de equipos de borde. Este fenómeno resulta en una mayor demanda de trabajo, limitaciones de recursos y más tiempo de resolución. El despliegue de una tecnología holística que gestione y procese los datos de varias ubicaciones de borde proporcionará una gestión centralizada sin silos de dominio.

Un excelente primer paso para resolver la mayoría de los retos de la computación de borde es ser proactivo y deliberado en la elección de los componentes que conforman los dispositivos y el servidor de borde. Esto podría significar la elección de productos de red de 100GbE fiables, como switches y enrutadores que ofrezcan ventajas de velocidad, retrocompatibilidad, etc.

 

Elección de un switch 100G para tu red de borde

El switch de red de borde es un dispositivo de conmutación situado en la intersección de dos redes que conecta las LAN de los usuarios finales con las redes de los ISP. Estos dispositivos de conmutación pueden ser switches de enrutamiento, routers, dispositivos de acceso integrados, multiplexores, etc. Los switches núcleo-borde 100G desplegados en el borde de la red proporcionan un gran ancho de banda y conmutación a velocidad de línea que aumentan la funcionalidad y la fiabilidad de la red.

Los switches de borde para redes de área amplia (WAN, Wide area network) son multiservicio, por lo que soportan una amplia gama de tecnologías de comunicación. También proporcionan servicios mejorados, como el soporte de la VPN, el VoIP y la calidad de servicio (QoS). La red de borde admite tanto switches inteligentes como no gestionados, sin embargo, es preferible utilizar switches administrables para las aplicaciones sensibles a la seguridad y al tiempo de inactividad.

edge computing

A continuación indicaremos los factores clave para la elección del switch de borde:

Rendimiento

Antes de elegir un switch debes evaluar su rendimiento en relación con tus necesidades, n. Toma nota de los indicadores de rendimiento críticos, como el coste por GB/S de rendimiento, el rendimiento por vatio y las métricas de precio por puerto.

Factor de forma

El factor de forma se refiere al tamaño, la disposición física o la configuración del switch, el cual puede ser fijo, apilable o modular. La mayoría de los switches modernos de puerto fijo tienen algún elemento de modularidad por lo que pueden ofrecer un buen funcionamiento para tus necesidades de red. Sin embargo, la mejor elección para las aplicaciones de alta intensidad es el switch 100G con configuración apilable o modular. A lo largo de los años, la arquitectura de computación de borde modular que se construye en fábrica y se entrega «prefabricada» se ha ido extendiendo porque ofrece ventajas como la rapidez de comercialización, la reducción de costes y la mejora de la escalabilidad.

Personalización

Siempre es aconsejable elegir un switch personalizable que pueda adaptarse a las necesidades de la organización. Un ejemplo perfecto es un switch de caja blanca, que es un switch de red abierto que funciona con chips disponibles. Los switches de caja blanca se construyen con hardware básico y utilizan circuitos integrados de aplicación específica (ASIC, Application specific integrated circuit) de proveedores establecidos. Lo más importante es que ejecutan un sistema operativo de red abierto (ONUS, Open network operating system) que permite construir una red programable, escalable y más segura con operaciones simplificadas y ágiles.

Gestión y configuración automatizadas

Dependiendo de tus necesidades de red, la gestión y configuración de los switches puede ser sencilla o compleja. El número de dispositivos en la red suele contribuir al nivel de automatización y gestión necesarios. Algunos de los mejores switches permiten la automatización de la red y agilizan la configuración, la realización de pruebas, el aprovisionamiento de seguridad y la gestión de los dispositivos de red para ayudar a maximizar la funcionalidad y la eficiencia del sistema.

 

Resumen

La computación de borde tiene varias ventajas, incluyendo la mejora de la velocidad de cálculo, el alivio de la carga en el ancho de banda, la mejora de la gestión de datos, el ahorro de costes y una mayor fiabilidad. Sin embargo, no está exenta de deficiencias: suele acarrear problemas de escalabilidad, gestión y rendimiento que deben mitigarse para maximizar sus posibilidades. Una solución posible es la elección de los dispositivos de conmutación de borde y de red adecuados. El uso del switch núcleo-borde apropiado ofrece mayores velocidades de transferencia de datos, capacidades de gestión inteligente y mucho más.

0

También podría interesarte