Español

El mercado mundial de transceptores ópticos avanza hacia los transceptores de alta velocidad de 400G

Updated on abr 14, 2022
338

El mercado mundial de transceptores ópticos ha evolucionado drásticamente para seguir el ritmo de los líderes en capacidad de ancho de banda de redes. Este desarrollo está fomentado por la prevalencia de la computación en la nube, el Internet de las cosas y los centros de datos virtuales, así como por la demanda de una mayor velocidad de Ethernet. En las últimas décadas hemos presenciado la adopción masiva de transceptores ópticos de 1G, 10/25G y 40/100G, mientras que los transceptores de mayor velocidad de 200G y 400G empiezan a asomarse en el horizonte. Las ventas de componentes ópticos de alta velocidad crecen de forma constante y se espera que continúen en los próximos años.

 

10G, 25G, 40G y 100G: Amplia adopción en el centro de datos

A medida que aumenta la rapidez de la red y la virtualización se convierte gradualmente en la norma, los centros de datos están experimentando una importante transformación. Esta tendencia en el sector conlleva una migración hacia transceptores de mayor velocidad y mejoras en los servicios. El uso generalizado de las velocidades de 10/25 Gb/s, 40 Gb/s y 100 Gb/s está impulsando la creciente popularidad de los transceptores de gran ancho de banda, como los de 200G y 400G.

El transceptor 10G avanza hacia el borde

Lanzada al mercado a principios de la década de 2000, el módulo 10G se ha establecido como uno de los componentes habituales en los centros de datos. Básicamente, se recurre al apilamiento del 10G Ethernet para alcanzar velocidades de 40G y de 100G en la capa de acceso a través de la ruta de migración «10G-40G-100G». Sin embargo, este método cuadruplica la complejidad del cableado, el consumo de energía y el coste global. Y esto se agravará cuando se agregue a la interfaz de 100G (10×10G).

El transceptor 25G prepara el camino hacia la velocidad 100G

El 25 GbE proporciona un cambio revolucionario para mejorar la economía y la eficiencia en las redes. El transceptor óptico SFP28, compatible con el factor de forma SFP+, está diseñado para el 25G Ethernet: 2,5 veces más de velocidad por carril y tiene un consumo de potencia menor. El 25 GbE permite la transición hacia la velocidad 100G con un coste inferior, menos consumo de potencia y un cableado más simple. Estos factores han influído a que algunos usuarios se planteen omitir el 10G Ethernet y desplegar 25G Ethernet directamente para escalar a las velocidades de 50G y 100G.

10G, 25G, 40G y 100G

Figura 1: 10G, 25G, 40G y 100G

El transceptor de 40G es una opción asequible para el despliegue masivo

El 10GbE carece de la velocidad necesaria para los centros de datos que manejan aplicaciones a gran escala, en cambio, el 40G está diseñado para aliviar los cuellos de botella en la capa de acceso. El despliegue de 40G requiere una gran inversión inicial, lo que dificulta la implementación de esta tecnología. Por suerte, la disminución considerable del coste de los transceptores 40G en los últimos años está acelerando su adopción en los enlaces de agregación o en los enlaces de acceso para conectar servidores.

El transceptor de 100G está cada vez más extendido en los centros de datos

En la actualidad, los 100G son las conexiones Ethernet más rápidas de uso generalizado y tienen un crecimiento sostenido. El mercado de transceptores ópticos indica que el precio del módulo QSFP28 de 100G seguirá bajando, por lo que la diferencia de coste entre las aplicaciones 40G y las 100G será aún menor. Además, los servidores 25G y los switches 100G han sustituido a los servidores 10G y a los switches 40G en los centros de datos de hiperescala, de hecho, se están estableciendo como las elecciones más habituales. Los proveedores de transceptores 100G QSFP28 seguirán desarrollando el producto y ampliando los límites de su versatilidad.

 

Los transceptores de 200G y 400G llevan la nueva velocidad de conexión a los centros de datos

Otra tendencia previsible en el mercado de la interconexión es la eliminación de los transceptores de baja velocidad en el núcleo de las redes y en los centros de datos: La transición de transceptores de 10G/25G/40/100G a transceptores 200G y 400G. El despliegue de la próxima generación de 200GbE y 400GbE en los centros de datos comenzó en 2018 y se ha ido generalizando gradualmente. Los transceptores ópticos están evolucionando para ofrecer una mayor velocidad, un consumo de energía más reducido y un factor de forma más pequeño. Echemos un vistazo a estos transceptores ópticos de 200G y 400G con perspectivas de futuro.


  • Transceptores SFP-DD de 200G: Su nombre proviene de las siglas inglesas de «factor de forma pequeño enchufable de doble densidad» en inglés. Este transceptor duplica el ancho de banda SFP, soporta velocidades de línea rápidas y es retrocompatible con versiones anteriores de SFP.

  • Transceptores QSFP-DD de 400G: Su nombre proviene de las siglas inglesas de «factor de forma pequeño cuádruple enchufable de doble densidad». Definidos por el grupo QSFP-DD MSA, estos transceptores duplican la densidad del módulo QSFP28 y están especificados con ocho carriles de velocidades de 25 Gb/s o 50 Gb/s para poder soportar una transmisión óptica de 200 Gb/s o 400 Gb/s.

100G, 200G y 400G

Figura 2: 100G, 200G y 400G

 

El bajo coste de los cables DAC y AOC estimula su popularidad

Los cables de conexión directa de cobre o DAC (

direct attach copper cable

) y los cables ópticos activos o AOC (

active optical cable

) mejoran la integridad de la señal y ofrecen una flexibilidad superior. Estas características los han convertido en la interconexión preferida más rentable para los enlaces de alta velocidad a 10G, 25G, 40G y 100G para casi todas las aplicaciones en hiperescala y empresas. Es probable que también se utilicen para las velocidades de 200G y 400G. El 400G DAC y el 400G AOC están experimentando un enorme crecimiento en el mercado de la interconexión de datos, y no cabe duda de que las ventas seguirán aumentando en los próximos años.

 

Conclusión

Un estudio reciente ha predecido un continuo aumento de la popularidad y las ventas de los transceptores ópticos de 400G en el mercado mundial, de hecho, ha pronosticado que alcanzará los 22.600 millones de dólares en 2023. Esta tendencia en el mercado está influída por la disponibilidad y la rentabilidad de estos transceptores, así como la adopción global del Internet, el comercio en línea, la transmisión de vídeo, las redes sociales, los servicios en la nube y el software como servicio (

SaaS, Software as a service

). Así pues, recomendamos mantenerse al día con las importantes oportunidades que se presentan en el mercado de transceptores ópticos.

 

Artículo relacionado:

¿Cúantos tipos transceptores ópticos 400G hay en el mercado?

5

También podría interesarte